Valery Sais

Tiene cinco años y es una niña muy sensible, consentida y cariñosa. Por su corta edad no entiende muy bien lo que significa la separación de sus padres. A pesar de que han pasado dos años, Ricardo no ha contribuido a que Regina se adapte a un régimen de visitas razonable.Motivado por la culpa, Ricardo la ha acostumbrado a satisfacer prácticamente todas sus demandas de cariño y atención. Por esta razón a esta pequeña de profunda mirada no le gusta nada la llegada de su nueva hermanita, le da mucho miedo dejar de ser la “pequeña consentida” de su padre.ARTURO

  • Comparte